Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
New Ribbon

Colombia conmemora 20 años de la Convención Anticohecho de la OCDE

Example Frame
See all
Tensión en visita del zar a obras

28/11/15
"Si el alcalde César Serrano no responde a la comunicación formal enviada por mí pidiéndole acatar las decisiones de la autoridad administrativa competente en estos temas, que es la Dimar, será un delito por prevaricato por omisión, es una orden de la autoridad competente y debe acatarla".

Así  lo indicó el secretario de Transparencia, Camilo Enciso,  durante una reunión espontanea con el capitán de Puerto de Coveñas, capitán José Díaz, y Javier Mízger, de la firma contratista de las obras de protección  y control de la erosión costera.

Alrededor de la 1:30 de la tarde, el secretario de Transparencia llegó al sitio de las obras a inspeccionarlas con la Comisión Regional de Moralización y poco después arribó al lugar el capitán  José Díaz,  que le manifestó al zar anticorrupción que las obras debían estar paralizadas desde el 31 de julio y, sin embargo, estaban construyendo sin permiso de la Dimar.

Punto por punto el capitán le explicó a Enciso que existen todavía novedades y deficiencias técnicas y esto no permite la autorización hasta que se subsanen. Entre las deficiencias enumeradas están las coordenadas que no corresponden a la zona donde se construirán las obras en la Segunda Ensenada. Tampoco están relacionadas las coordenadas del polígono de área por intervenir entre las cabañas La Candelita y Puntepiedra.

Aseguró que en unos documentos solicitados por la Dimar a la Administración municipal hacen falta el cronograma de inicio y de terminación de las obras proyectadas, y el certificado del Ministerio de Transporte que exprese que no existe ningún proyecto de instalaciones portuarias.

El capitán Díaz enfatizó en repetidas ocasiones en la conversación la rigurosidad técnica que implican estas obras. "Aunque tengan la licencia ambiental no quiere decir que tengan la autorización para construir, porque la licencia es solo uno de los requisitos y deben cumplir con más rigurosidades técnicas, y más si tenemos en cuenta la cantidad de dinero que valen estas obras. Se le ha solicitado a la Administración que subsane estas deficiencias. Él (alcalde)  tiene conocimiento de esta situación por un oficio que se le  envió desde el 6 de octubre, pero no responde", sostuvo el capitán. 

Por la falta de respuesta del alcalde Serrano a las peticiones enviadas formalmente, la Capitanía abrió una investigación administrativa.

Pasados unos minutos, al sitio también llegó de manera inesperada el representante legal de la firma contratista (Consorcio Playas Coveñas- Tolú), Javier Mízger,  que argumentó ante el secretario de Transparencia y el capitán  que tiene la voluntad para terminar las obras, recordó que se efectuaron todos los estudios necesarios para obtener la licencia ambiental y que los certificados y documentos fueron entregados en Bogotá a los Ministerios del Interior, de Transporte y de Turismo.

A renglón seguido el capitán le preguntó a Mízger: "¿Usted tiene permiso de la Dimar para construir?". A lo que el contratista respondió: "Sí, tengo permisos momentáneos" de la Dimar. 

De inmediato el capitán le replicó de manera enérgica que él es la autoridad y quien representa a la Dimar y no había entregado ningún permiso. Resaltó que quien realmente da los permisos es la sede central de la Dimar que está en Bogotá.

Mízger solo volvió a repetir que la  voluntad del contratista es entregar la obra que  ha avanzado en un 50 % y en la cual aseguró que los recursos han sido invertidos correctamente y que la parte de legalizaciones y permisos han sido gestionados en conjunto con la Administración. 

Al final del rifirrafe el zar  invitó a una reunión en Bogotá la próxima semana  al contratista, a la Dimar y al alcalde para una mesa de trabajo. ​


 

Fuente: www.elmeridiano.co​

     Videos

     Galeria

     Audio

       Twitter

       Facebook

       Google+

      New Ribbon
      Example Frame